Forma casera de conservar el pescado

Receta de: MONTSERRAT HERRERO PEREZ


Forma casera de conservar el pescado

Elaboración

Se abre el pescado como si fuese a prepararse a la espalda, pero sin quitar espina ni aletas y cola; se seca bien con papel de cocina.

A continuación se coloca sobre un lecho de sal, y se cubre por completo con la misma. Si se dispone de una caja de madera, lo ideal es cubrir el fondo de la caja, colocar el pescado y cubrirlo por completo. Se le coloca encima una bandeja con peso dependiendo del grosor del pescado. Debe quedar haciendo presión sobre él al menos 48 horas, para un pescado de alrededor del kilo y medio.

Una vez transcurrido el tiempo, se lavará abundantemente para quitar todo resto de sal. Conviene enjuagarlo mucho, con varias aguas sin escatimarle el agua. En el último enjuague se le pondrá un buen chorro de vinagre, pues si lo secamos sin protección puede picarlo la mosca y lo arruinaría.

Cuando este listo se volverá a secar bien y se embadurnara de buen aceite de oliva y pimentón dulce, colgándolo por la cola y colocándole una bolsa de malla fina "respirable" que nos evitará las indeseables moscas etc. Se dejará secar durante al menos un mes bajo techo para que la humedad no le afecte, en sitio bien ventilado.

Se debe comer cuando este en su punto de secado, como aperitivo, en ensaladas y si se nos seco demasiado, a lonchas finas bien regado con aceite. Los pescados mejores para salar son el dorado, la palometa, la melba y en general los pescados azules.

 

Ingredientes

Pescado (los mejores son los azules y los semigrasos como la palometa o la melba)
Sal gruesa (la más gruesa que se encuentre)
Aceite de oliva
Pimentón dulce


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.