Abraham García


Abraham García

A 

 

braham García es uno de los cocineros más respetados, reputados y catapultados a la fama de cuantos artistas de los fogones pueblan las cocinas de España y, más especialmente, las de Madrid.

A los trece años recaló en Madrid y se puso a trabajar en los fogones. Empezó en la Taberna de Jacobo, donde iba a comer Luis Buñuel con el doctor Barrios. Abraham le recuerda como un hombre apasionante y asequible. Tal vez por ello, el nombre de Viridiana le persigue allá donde instala siempre sus bártulos de cocina. Escenas de Viridiana y de cuantas películas dirigió el genial aragonés cubren las paredes de este local, tan icónico como sugerente.

"Me empezó a gustar la cocina y ahora tengo síndrome de   Estocolmo. No puedo estar sin cocinar ni un solo día. Ni   siquiera en vacaciones". 

Actualmente es reconocido como el primer cocinero en traer la cocina de fusión a la capital de España . Como si de una chistera se tratara, Abraham saca de su sombrero, bajo el que aguanta su humanidad, no sólo conejos y palomas mágicas que él convierte en platos suculentos. Su imaginación desbordante, su gran cultura y su vocación de prestidigitador surrealista son las bases de las que nace esa cocina que sorprende tanto como epata. Abraham combina ingredientes variopintos con los que realiza auténticas obras de arte culinario.

Como no podía ser menos, Abraham García innova de forma absoluta en un género editorial muy trillado y convencional al utilizar el pretexto de las recetas -que son, por otra parte, eminentemente realizables por el buen aficionado y bien explicadas- para introducir todos los elementos de su humor zumbón, de su gusto por los juegos de palabras, de sus aficiones literarias y cinematográficas para completar una genuina obra de creación literaria divertidísima e iconoclasta. Esto se puede ver en su libro 100 recetas para quitarse el sombrero, donde enseña a preparar paso a paso 100 recetas salpicadas de sabios y entretenidos consejos. Abraham García aúna inteligencia gastronómica, fantasía, originalidad, y no olvida algunos toques de buen humor en sus comentarios personales acerca de los utensilios o de las experiencias vividas con los ingredientes. También destacamos sus textos publicados en La Revista del Mundo.

Su restaurante Viridiana fue galardonado como Restaurante del Año 2012 en Madrid. 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.