El Bulli

Todas las recetas

E

 

l Bulli fue un restaurante de Cataluña (España) conocido internacionalmente por la labor gastronómica que allí se realizaba.

Bulli es una palabra cariñosa para los perros bulldogs en Alemania. La fundadora de elBulli, Marketta Schilling, tenía varios de estos perros y de ahí su nombre. Como no podría ser menos para un restaurante con semejante peso e importancia dentro de la gastronomía española, les detallamos unas ligeras pinceladas de su extensa cronología: 

La historia comienza en 1961, cuando el doctor Hans Schilling y su esposa Marketta construyen un minigolf en el enclabe. Tres años más tarde se construye una cocina y una terraza y gracias al empuje y amor por la gastronomía del matrimonio, la oferta culinaria se va afianzando. En 1975 llega Jean-Louis Neichel y se hace cargo de la dirección del restaurante y la cocina, aportando las primeras influencias de la nouvelle cuisine. Al cabo de un año elBulli recibe la primera estrella Michelin. En 1983 se consiguen las dos estrellas Michelin. 

En 1983 entra como stager  Ferran Adrià, convirtiéndose en jefe de cocina al año siguiente junto a Christian Lutaud. En 1985 se pierde una de las estrellas Michelin. Desde 1987 y durante más de diez años Albert Adrià se dedicará a la partida de postres, convirtiéndose en uno de los cocineros-pasteleros más influyentes de la cocina de vanguardia. En 1990, cinco años más tarde, se recupera la segunda estrella Michelin. Durante esos años también se empieza a trabajar en la renovación de la cocina de elBulli, produciéndose una mediterranización del estilo de cocina, apostando por lo autóctono. Es por ello por lo que comienza la construcción de la cocina de nueva planta, acabándose en 1993, para poder disponer de la instalación soñada para desarrollar la cocina técnico-conceptual, formando estilos y características cada vez más personales.

Son numerosos los premios y reconocimientos que se le otorgan durante los años posteriores:

En 1995 Rafael García Santos concede su máxima puntuación en la guía "Lo mejor de la gastronomía". A su vez, la guía Gault-Millau le concede un 19/20 y le otorga la Clé d'Or de la Gastronomie. 

En 1997 reciben su tercera estrella de la guía Michelin. 

En 1998 se le concede a Ferran el Premio al Mejor Cocinero del Año por Gourmetour. En este año y tras la partida temporal de Albert para dedicarse a la escritura, se publican los libros Los Postres de elBulliLos secretos de elBulli y Cocinar en 10 minutos con Ferran Adrià, además de Celebrar el milenio con Arzak y Adrià un año más tarde. En 2001 se prepara la trilogía que contemplará los últimos 20 años de la cocina de elBulli, que reflejan la evolución de este periodo. Con posterioridad, años 2003, 2004 y 2005, otros tres libros más serán publicados.Todos los libros mencionados son editados y publicados en más idiomas en el futuro. 

A partir de esta época empieza a incubarse el proyecto elBullitaller, que pasará a ser dirigido por Albert más adelante, cuya función fundamental es la creación y el ensayo en la búsqueda de nuevos conceptos, técnicas y recetas. En el año 2000 se establece en Madrid elBullicatering. En 2002 nace elBulliCarmen, un espacio en el que se concentrarán las iniciativas de negocios.

En 2002 Adrià recibe la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya, además de la Medalla de Oro al Mérito Turístico a aquel y a Juli Soler. La publicación The Restaurant Magazine lo califica como Mejor Restaurante del Mundo. Un hecho que marca un antes y un después en la apreciación pública del trabajo de elBulli y de la cocina española en general ocurrirá en 2003, después de ser portada en el Magazine del periódico The New York Times.

En 2005 la Casa Real Española elige a Ferran Adrià junto a Juan Mari Arzak para la elaboración de la cena de gala ofrecida a las familias reales del mundo, la noche anterior al enlace de los actuales reyes de España, Don Felipe y Doña Leticia. El menú se realiza junto a Paco Roncero, jefe de cocina de La Terraza del Casino de Madrid.  En el certamen Madrid Fusión del 2006, Ferran presenta una "Síntesis de nuestra cocina" y será allí donde 60 periodistas de todo el mundo establecen una lista de los diez cocineros más influyentes de los últimos años quedando Ferran en primer lugar. En noviembre se le concede el Lucky Strike Award, uno de los premios de diseño más importantes internacionalmente.

En 2007 los premios son numerosos: en marzo Ferran recibe el White Guide Global Gastronomy Award.  En junio recibe la Medalla de Oro del Mérito Europeo.  En diciembre, la Facultad de Química de la Universidad de Barcelona concede a Ferran el doctorado Honoris Causa.

En marzo de 2009 el Culinary Institute of America, la institución más prestigiosa del mundo en artes culinarias y repostería, otorga a Ferran Adrià el premio "Augie" al mejor cocinero. En este mismo año, y por cuarto año consecutivo, -quinto contando el premio de 2002- la revista  The Restaurant Magazine, con un jurado de más de 500 críticos, cocineros y gourmets internacionales, le concede el premio a elBulli de Mejor Restaurante del Mundo. Al año siguiente la revista le otorga el premio San Pellegrino que le distingue como mejor chef de la década.

El 30 de junio de 2011 tiene lugar el último servicio de la historia de elBulli restaurante que se despide como restaurante y que pasa a ser una fundación. El evento se recoge en un documental titulado El último vals. Fue una noche en la que se mezclaron nostalgia y alegría ya que era la despedida del restaurante y la bienvenida a elBulliFoundation, el nuevo reto de un chef genial que necesitaba reinventarse para poder crear.

Tras un breve descanso, Ferran se instaló en elBulliLab, un amplio local al lado de Montjuïc donde trabaja con un equipo interdisciplicar que se acerca al centenar de personas. Lo cerrará el 30 de julio de 2017 para convertirlo en un inmenso archivo de elBulli. En enero de 2018 empezará la actividad en elBulli 1846 en el espacio que ocupó el restaurante, en la cala Montjoi. Sin embargo, este no será un restaurante. Habrá un grupo de 40 personas -cocineros, científicos, artistas...- llegados de los grandes restaurantes con el objetivo de empezar casi desde cero. "Se tratará de un laboratorio de innovación que usará la cocina como lenguaje".

En noviembre de 2016 vio la luz el séptimo y último volumen de la colección que recoge todo lo que se hizo en elBulli entre 2005 y 2011. 



Web

http://www.elbulli.com/

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.