Artes de Pesca para Pescados Fijas o Estáticas


Artes Fijas o Estáticas

Están formadas por aparejos que se clavan en el fondo del mar, de esta manera en la superficie o entre aguas impiden el paso de los peces. El arte espera a que los peces acaben enmallados, y no puedan escapar.

  1. Almadrabas
  2. Palangre
  3. Trasmallos
  4. Betas
  5. Volantas
  6. Corrales

1. Almadrabas



La palabra porviene del árabe hispánico almadrába, lugar donde se golpea o lucha. Consiste en instalar un laberinto de redes en el paso de los atunes a su paso por el Estrecho de Gibraltar, aprovechando la migración Atlántico-Mediterráneo de los atunes desde el Círculo Polar Ártico hasta el Mar Mediterráneo. Normalmente se sitúa cerca de la costa y es una técnica de pesca que se utiliza desde la época de los romanos.

Entre los meses de Abril y Agosto tiene lugar el paso por el Estrecho de Gibraltar de las poblaciones de atunes (Thunus thynnus) que, tras haber permanecido durante el invierno en el Circulo Polar Ártico y en las costas noruegas, emprenden un largo viaje hacia el Mar Mediterráneo, donde las altas temperaturas, la elevada salinidad y las corrientes marinas facilitan la movilidad del esperma durante el proceso de fertilización de los huevos, y por tanto favorecen la reproducción.
Durante este viaje marchan a la cabeza los ejemplares mayores, que llegan a alcanzar los 3 metros de longitud y más de 400 kg de peso, y tras ellos vendrán individuos más jóvenes y de menores dimensiones. Para capturarlos aprovechando estos movimientos migratorios, tanto el de ida (temporada de derecho) como el de vuelta (temporada de revés) se instala la almadraba, que es un arte de pesca de los más antiguos de la historia de la humanidad.

Técnica:
Consiste en dos barcos y entre ellos una red somera en la que recogen los peces, atunes y otros que puedan caer. Gracias a que hasta que se suben al barco siguen vivos, en el acto se pueden seleccionar y descartar las piezas pequeñas o inútiles. Entre los barcos y sobre la red bajan los pescadores más experimentados que se dedican a seleccionar los atunes que pueden pesar unos 200 kg.

La almadraba se sitúa aproximadamente a 3 kilómetros de la costa y tiene 34 metros de fondo, presentando una complicada estructura formada por un gran esqueleto de cables sobre el que se asientan las redes, sujetas al fondo mediante plomos y cadenas y sostenidas por corchos o flotadores en la parte superior.

Puede dividirse en dos partes esenciales:
  1. La capturadora (formada principalmente por el cuadro):
    Es la parte principal de la almadraba y en él quedan aprisionados los atunes. Tiene una longitud total de 352 metros y una anchura entre 52 y 54 metros según la parte a la que corresponda. Está compuesto a su vez por la cámara, el buche, el bordonal y el copo.
    Entre la cámara y el buche se encuentra la boca, por la que penetran los atunes y quedan retenidos. El bordonal es el compartimiento que sigue al buche, entre ellos existe una red caída al fondo que al ser izada aísla uno de otro (puerta del bordonal), al igual que ocurre entre el bordonal y el copo (puerta del copo). Ambas puertas se sujetan mediante unos cables de acero flotantes que reciben el nombre de mojarcios.
    Para conseguir que los atunes pasen de la cámara al buche, del buche al bordonal y finalmente al copo se disponen dos embarcaciones, cada una de ellas en el extremo del cuadro. Estas embarcaciones echan una red, denominada colador, que es arrastrada a lo largo del cuadro obligándolos a pasar de unos compartimientos a otros hasta hacerlos llegar al copo, que es la única parte que posee red en el fondo.
    Una vez que los atunes están ya en el copo se realiza la levantada. Se coloca una embarcación junto al mojarcio del copo llamada sacada, en la que se halla el capitán de la almadraba; desde ésta los almadraberos van jalando la red situada en el fondo hasta dejar a los atunes sin apenas agua, para ser capturados fácilmente por los barcos copejadores situados alrededor del copo.

  2. Las partes auxiliares:
    Las raberas están formadas por redes verticales cuya misión es salir al paso de los atunes y llevarlos hasta el cuadro. Existen dos raberas de fuera: una para la temporada de derecho y otra para la de revés, cada una de las cuales tiene una longitud de 1.440 metros y se dirigen mar dentro.
    La rabera de tierra es única y esta orienta da hacia la costa, con una longitud de 2.916 metros. En el extremo libre de las raberas de fuera se sitúa una embarcación boya con el objeto de avisar de su presencia a la navegación.
Dónde se emplea:
En la zona del Estrecho de Gibraltar, sur de España.

Qué pesca:
Además del atún se capturan también otros peces como bacoretas, bonitos, melvas, peces espada, etc.

Un poco de historia:
Las almadrabas deben su reputación a la mirada literaria de Cervantes y al refrán: Se iba a por atún y a ver al duque , porque el duque estaba normalmente en la almadraba. Acudía a botar las redes, a menudo con la familia. Los Guzmanes se alojaban en el castillo de Conil, ocupando la torre del Mirados en Zahara, desde que se construyó el Palacio de la Pilas, dando ocasión a los hijos de curtirse y aprender. Cuando se recogían las redes, se emprendían el camino de regreso.
Las deudas acumuladas en el año, se pagaban con la pesquería. La costumbre dio reputación, a la empresa, y se constituyó como un buen negocio hasta la segunda mitad del siglo XVI. En esta época fue sometida a la ley de la oferta y la demanda (cuando el pescado era abundante, bajaba el precio).
El costo de la preparación de la almadraba, aparece diseminado por los libros de cuentas. Durante el invierno, se tejían redes y sogas en el Condado de Niebla, con esparto y cáñamo importado de Alicante y los carpinteros de Rivera reparaban y construían barcas. En las dehesas de Bollullos y Doñana, se cortaba madera de alcornoque y encina, para las barcas, remos y parales.
Al acercarse la primavera, se buscaban y contrataban las tripulaciones, generalmente en Huelva, mediando adelanto, costumbre que el tiempo y la escasez de gente dispuesta a trabajar, amplió a los demás gremios.
La temporada se prolongaba de 40 o 60 días, siendo el trabajo irregular. A jornadas en que se trabajaba de sol a sol, en que los ventureros no daban a basto, seguían días monótonos, en que no asomaba un atún.

De tiempo inmemorial, hubo dos tipos de almadraba: De Buche o siciliana, común en Italia y Portugal. La usaron fenicios, romanos y andaluces, tanto en el periodo musulmán como en el cristiano. Era necesario medio centenar de especialistas.
La de Tiro necesitaba la presencia constante de 300 hombres, de cabo y cuerda, entre Conil y Zahara.
Ambas almadrabas exigen playa de arena limpia, sin piedras ni obstáculos, en los que puedan engancharse las redes, situadas donde los atunes pasan cerca de tierra. Las óptimas son las de Conil y Zahara, por estar junto al estrecho. Las que se armaron en otras playas de Cádiz, Huelva y Portugal, fueron rentables, pero estuvieron lejos de alcanzar su importancia. En el Mediterráneo andaluz, también se pescaron atunes, pero en mucha menor cantidad.

Datos curiosos:
  • Se tienen noticias de que en el año 1.558 se llegaron a coger 140.152 atunes y según cita de un escritor del siglo XVII había años en que se capturaban en estas costas hasta 60.000.
  • En el siglo XX hay referencias sobre que el año que más atunes se cogieron fue 1.949, llegando a capturarse 43.500 ejemplares.


2. Palangre

Técnica:
Consiste en una línea principal a la que se amarran muchos ramales dotados de un anzuelo cebado en el extremo libre.
Se utilizan líneas con longitud de unos 100 km. de largo o más, a las que se atan más de 20.000 anzuelos.
Dependiendo del tipo de palangre que se trate, boyas, flotadores con o sin pesos se usan para localizar la posición de la línea en el fondo marino, o a la profundidad requerida en zonas más profundas.
La línea principal del palangre consiste de un cabo o monofilamento, el largo del palangre puede variar desde unos cientos de metros a los 50-60 kilómetros. La cantidad de anzuelos colocados e izados cada día puede variar de entre los 20.000 a los 50.000. La distancia entre los anzuelos varía entre 1 y 50 metros. El anillo, los anzuelos y tipos de carnada varían también dependiendo de la especie que se desea capturar.
Tradicionalmente, el cebado de anzuelos ha sido hecho manualmente, usándose cajas y cubas para almacenar el palangre antes de colocarlo en el mar. Actualmente, para la pesca en mar abierto se han automatizado en gran medida el cebado, calado y recogida de palangres.

Funcionamiento: Existen cuatro formas básicas de instalar una línea.

  1. Demersal o de fondo:
    Es el método más común empleado para la pesca de peces de fondo. Dos sistemas han sido desarrollados: de una y doble línea.
    El sistema de una línea es simple de operar y consiste de una sola línea con pesos y boyas a cada lado de la línea, y pesos a intervalos a lo largo de la línea principal que la mantienen pegada al fondo.
    El sistema doble o español es básicamente el mismo, pero que esta dotado de una línea de seguridad sin peso, que flota libremente y esta amarrada a diversos puntos de la línea principal. De este modo la línea puede ser extraída aun si ha cortado. Este sistema es empleado de preferencia en zonas de fuertes corrientes o marejadas y fondos rocosos o accidentados donde existe mayor riesgo de perder el arte o aparejo.

    Este a su vez se puede dividir en:
    • Con retenida: para grandes profundidades o lugares con muy mal tiempo
    • Sin retenida: para fondos de hasta 300 brazas y zonas con pocos temporales. La retenida únicamente tiene la función de ayudar a halar el palangre, cuando hay mal tiempo o se cala el aparejo en grandes profundidades. Viene siendo una línea de seguridad sin peso, que flota libremente y esta amarrada a varios puntos del palangre, normalmente a las gazas. De este modo la línea puede ser extraída aun si se ha roto. En el presente se está utilizando como material el polysteel.
      Dedicado a la pesca de: merluza, pargo, bacalao.
  2. Semi-Pelágico
    Tres son los sistemas usados. El primero es el más ampliamente usado, consiste de una línea principal dotada de flotadores en vez de pesos, y líneas de flotación -de longitud variable- con pesos que mantienen la línea principal a media agua. Los pesos sirven también para prevenir la deriva del arte por las corrientes o abatimiento por los vientos marinos.
    El segundo método es el único en el que el arte se usa y se bota. Esta dotado una línea principal mono-filamento amarrada a muchos flotadores. Cuando se levanta el arte, primero se recogen todos los flotadores y luego se levanta la línea, con lo que la línea queda irreparablemente enredada. Este método es usado solamente por la pesquería Coreana de bacalao.
    El tercer método usa una línea que está instalada en forma permanente, y que cada día se levanta, se remueve la pesca, se ceban los anzuelos y se tira nuevamente. La pesca artesanal de bacalao en la costa de Terranova se usa este método.
  3. Pelágico
    La línea principal esta atada a boyas en cada extremo, y de flotadores a intervalos regulares a lo largo de la línea. Algunos de los ramales tienen pesos, pero en general este método depende del hundimiento de la línea principal por su propio peso para alcanzar la profundidad deseada.
    Dedicado a la pesca de: pez espada, atún, palometa, etc.
  4. Vertical
    Es poco común y se usa principalmente en la costa de Madeira para la pesca del mero negro y la merluza. Consiste de una sola línea con un flotador en un extremo y un peso en el otro, resulta efectivo en fondos muy inclinados.
Cebos:
Por ejemplo sardinas y caballas, así como calamares, gambas, cangrejos, sepias, pulpos, mejillones, boquerones y alachas son usados como cebo. Algunas pesquerías usan una combinación de distintos cebos para atraer mejor las especies objetivo de pesca.
Generalmente el cebo se usa entero, cuando se usan especies más grandes como cebo, estas se cortan en trozos. Actualmente se utilizan máquinas cebadoras que permiten el uso de trozos más pequeños sin alargar mucho el tiempo requerido para largar la línea. Esto reduce el tiempo de cebado de la línea en forma significativa.

Datos curiosos:
  • Está considerada como la pesca mas selectiva que existe, ya que dependiendo del cebo y el tamaño de anzuelo utilizados, se consigue un tipo de pesca u otro, al igual que un tamaño de la captura u otro.
  • La pesca con anzuelo y palangre es uno de los sistemas de pesca más antiguos conocidos. La preparación, enrollado y manejo de los aparejos de pesca con palangre fueron hechas manualmente hasta comienzos de la década de 1970.
  • Los pescadores españoles son los precursores de esta modalidad.


3. Trasmallos

Técnica:
Consiste en 2 o 3 capas de tela, la interior con amaño de malla inferior al de las telas exteriores. En la parte superior se le adiciona flotabilidad, mientras que en la parte inferior se le ponen pesos, para mantenerla relativamente vertical. La desventaja que presenta este arte es la dificultad para sacar los ejemplares capturados y la complejidad para su reparación.
Usualmente se utilizan flotadores pequeños y sólidos hechos de plásticos y con forma cilíndrica o de huevo. Es bastante común que los flotadores se hagan a partir de pedazos de flotadores utilizados en el cerco con jareta. Los flotadores son amarrados a la línea superior y cabos con alma de acero o emplomados son puestos en la línea inferior. La red esta hecha de nylon multi-filament. Este último material es de uso más común y permite mantener baja la visibilidad del arte de pesca.
La mayoría de las redes de trasmallo son operadas a mano. Embarcaciones mejor equipadas utilizan rolete a popa para calar la red.
En la captura de peces con este arte, los ejemplares pasan a través de las mallas de uno de los paños exteriores y chocan con el paño interior, al empujarlo se introducen por las mallas del paño opuesto, dando lugar a la formación de un pequeño embolsamiento del que no pueden liberarse.

Qué pesca:
Con este tipo de arte se pueden capturar una variedad de especies, sin embargo, se utiliza habitualmente para la captura de róbalo, corvina, lisa, merluza y brótola.

Dato curioso:
La técnica también es llamada "Miño", por haber sido creado en esta zona.


4. Betas

Técnica:
Es un arte de captura en marcha al enmalle, es decir el pescado queda en la red al navegar entre aguas. Su longitud varía en proporción con la capacidad del barco y su altura apenas supera los tres metros.
Los lances de pesca comienzan de madrugada hasta las dos de la tarde.
Hay que observar que es un arte de pesca que se utiliza durante el otoño e invierno principalmente y se realiza un poco más alejado de la costa que otras artes porque necesita zonas de mayor profundidad para obtener buenas capturas.
El largado de las redes se realiza por popa del barco y el izado por el costado de proa, desenmallando las capturas en ese preciso instante, colocando las mismas sobre cajas con hielo abundante para garantizar su frescura y calidad.

Qué pesca:
Se capturan peces bentónicos y pelágicos entre ellos la pescadilla, las fanecas y algún pez de fondo.


5. Volantas

Técnica:
Este arte de pesca no hace distinción entre especies y, como resultado, se capturan todo tipo de animales marinos. También se dañan de forma irreversible los fondos sobre los que se arrastra la red.

Dónde se emplea:
Caladero del Cantábrico y Noroeste

Qué pesca:
Bonito y Merluza. El bonito capturado de este modo resulta también de menor calidad, ya que ha sido dañado por las mallas de la red en que ha caído.

Dato curioso:
En Junio del 2006 los países de la UE aprobaron volver a permitir el uso de volantas para la pesca de merluza, habían sido prohibidas desde el mes de diciembre del año anterior.


6. Corrales

Técnica:
Los corrales están formados por zonas cerradas por muros de piedras situados en la costa y eran utilizados para capturar el pescado al quedarse encerrado en las bajamares. Son recintos cercados por un muro de contorno redondeado, de piedras porosas de construcción artesanal, distribuidos a lo largo de nuestro litoral. Las piedras están unidas por concreciones marinas, ostiones (tipo de ostra) y algas que actúan como cemento natural.
Conforme nos alejamos de la orilla, el muro de piedra aumenta de altura, llegando a alcanzar los 2 metros en la parte externa y una anchura que varía de 1 a 2 metros. En el frente y los laterales hay caños o bocas protegidas por una rejilla de palo o hierro cuya misión es retener los peces que entran con la pleamar.
Hoy en día, y desde hace ya años, cuando tiene lugar la bajamar se realiza el marisqueo o arte de pesca dentro del corral, descubriéndose los peces bajo los jarifes, que son grandes piedras planas sostenidas con piélagos o calzos, lugar donde se refugia el pescado.
La principal figura del marisqueo es el Catador, o persona encargada del mantenimiento de la estructura de los corrales. Los utensilios usados son tales como: el sable, tridente, tarralla o red manual de plomos, el ceroncillo o cesto de esparto para guardar lo capturado.

Dónde se emplea:
El nombre y la localización de los corrales es la siguiente: Corrales de Montijo, en la zona del mismo nombre entre Chipiona y Sanlúcar de Barrameda, los de La Longueran en la Playa del Muelle, los de Trapillo, Cabito y Nuevo, en la Playa de las Canteras y los de Mariño, Canaleta del Diablo, Chico y Hondo entre las playas de Camarón y las Tres Piedras.

Qué pesca:
En cuanto a la fauna podemos encontrar moluscos: lapas, burgaos, almejas, ostiones, crustáceos: cangrejos de pelo, camarones y otros tales como el erizo, ortiguilla o anémonas de mar, pepinos de mar, blénidos o góbidos conocidos popularmente como sapitos o curros.
También podemos encontrar especies de peces que utilizan el corral para alimentarse, con la subida de la marea, y como zona de cría y engorde de sus alevines. Destacan los boquerones, sardinas, bailas, lubinas, sargos, mojarras, lisas y lenguados. También entran con la pleamar las sepias o chocos.

Dato curioso:
Los Corrales de Pesca de Chipiona fueron utilizados como antiguo arte de pesca en la época árabe y constituyen un original conjunto histórico, cultural y paisajístico.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.